Volver de nuevo

¿Podemos escribir seiscientas palabras, por favor? ¿Podemos contar, relatar, algo interesante, loco, divertido, aburrido, delirante, solo por el gusto de hacerlo, sin ningún objetivo aleccionador ni altruista ni colaborativo ni mierda? Contar algo, punto. Continúa leyendo Volver de nuevo

Desde Viena

por Jorge Castillo Hoy te escribo desde Viena y cuando escribo esto pongo la voz de Cortázar, la voz afrancesada con las que habla desde el blanco y negro. Me pregunto si lo mío es un exilio, si es una decisión personal o qué. De la ciudad conozco poco, ni siquiera habló alemán, pero de a poco el mozo del bar y las estatuas me informan que es la tierra de Mozart, Beethoven, Schubert y los Strauss. “Aquí vivió Sigmund Freud” me dice el conserje del hotel, como si yo hubiera leído alguna vez a Freud. Desde la habitación del hotel veo … Continúa leyendo Desde Viena

Galeanas, Naroskas y Benedetas

por Giuliano Freites No leí Rayuela -y de Borges solo uno, ése donde se quiere coger a una sueca. Lo tengo, ahí está en el modular, ella me lo regaló para un cumple, yo no lo leí y eso nos distanció. No me enorgullezco ni me defenestro, perdón Clara pero lo que no es, no es. Aparte si lo leo me acuerdo de vos y no me gusta porque Rayuela sos vos y ya fue –no creo que estés leyendo esto pero no importa. Hay que saber por dónde ir también. Por ejemplo, en general Galeano me da por las bolas pero … Continúa leyendo Galeanas, Naroskas y Benedetas

La periodista de Cultura Colectiva

por Martin Petrozza Una tarde conocí a una muchacha hipster. Estaba de pie frente a una galería de arte en la calle de Chiapas. La galería era Cultura Colectiva. Yo salía de la plaza comercial luego de haberme emborrachado en bar de Sanborns, como cada tarde. Lo primero que vi fue su espalda hipster, con su ropa hipster y su peinado hipster. Luego volteó y pude ver toda su cara hipster. Y sería una chica muy bonita… de no ser porque era muy hipster y eso le quitaba autenticidad, fuego interno, alma, o como se llame. Me miró y le sonreí. … Continúa leyendo La periodista de Cultura Colectiva

NADA QUE APOSTAR

Jorge Castillo El tipo está loco o no me conoce. ¿Pedirme que escriba un cuento? Decididamente está loco. Cuando me llamó por teléfono sonó claro: “Carlos, necesito que escriba algo. Estoy armando una recopilación de escritores y usted es la persona indicada”. Sin embargo… qué sabe de mí. Hace mucho que no me siento frente a la computadora. Ya perdí la cuenta cuando fue la última vez. ¿Será una burla de Gómez? Claro que él me conoció en otros tiempos. Todos éramos diferentes. Eran tiempos de sueños. Todos éramos buenos y hacíamos de todo. Pero ya pasaron muchos años de … Continúa leyendo NADA QUE APOSTAR

ARRANCA EL INTENSO

Gracias Silvina por el texto (taller intenso: más info al pie) TALLER DE INTENSOS Silvina Giaganti Esto es lo que sentimos con Lucio Ferreira: Escribir, además de ser un medio para crear un artefacto estético, un texto, es el medio a través del cual el pensamiento mueve a la emoción. A cualquier emoción, la de revancha y de venganza, de perdón y compasión, de piedad y reconocimiento, de rencor y desgarramiento. Escribir es pasar los discos de arado por la tierra de nuestros miedos, de la ingenuidad y nuestra biografía. Es remover para poder sembrar con palabras que construyan lo que … Continúa leyendo ARRANCA EL INTENSO

NO, NO, NO Y NO (Y MÁS NO)

Jorge Castillo aporta el siguiente decálogo, que no es para jóvenes sino para principiantes porque bien se puede comenzar a los 40, 50, 60, 70, 80, 90 y más. DECÁLOGO MÁS UNO, PARA ESCRITORES PRINCIPIANTES Juan Carlos Onetti I. No busquen ser originales. El ser distinto es inevitable cuando uno no se preocupa de serlo. II. No intenten deslumbrar al burgués. Ya no resulta. Éste sólo se asusta cuando le amenazan el bolsillo. III. No traten de complicar al lector, ni buscar ni reclamar su ayuda. IV. No escriban jamás pensando en la crítica, en los amigos o parientes, en la dulce … Continúa leyendo NO, NO, NO Y NO (Y MÁS NO)

¿POR QUÉ ESCRIBIR? (en 3 min.)

Drew Hoolhorst Cuando yo era niño, mi abuelo (un viejo judío encantador) le daba notas manuscritas a casi cualquier persona con quien tomara contacto. No exagero: íbamos a los hoteles y el hombre les escribía notas con buena caligrafía a la gente del mostrador de la recepción sólo para hacerlos sonreír. Dejaba prolijas notas para el camarero que había conocido hace menos de una hora. La gente siempre se acercaba a mí y me decían la suerte que tenía que ser el nieto de Bob Sackman, como si fuesen tías o tíos perdidos que yo no conocía. Cuanto más viejo … Continúa leyendo ¿POR QUÉ ESCRIBIR? (en 3 min.)

UN EXPRESS EN EL BARRIO CHINO

En el gimnasio nos encontramos con mayores, gente con mucho “training”. Hoy, con su consentimiento y desde el Barrio Chino, con ustedes Juan Martini (gracias master). NOTAS DE UN ESCRITOR EMÉRITO (I): Una lección excelente Juan Martini * Hay que escribir para no decir nada que ya se sepa. * Un escritor de best sellers no es un escritor. Es un copista. * La literatura de hoy debe ser otra. O no será. * Kafka sigue siendo una lección extraordinaria para los escritores jóvenes. * Las obras de los escritores llamados de culto en los últimos veinte años del siglo … Continúa leyendo UN EXPRESS EN EL BARRIO CHINO

CORTÁ EL ROLLO Y ESCRIBÍ

Daniel Dalton En el tope de la lista de la bosta que los escritores se dicen a sí mismos (junto con “mi personaje principal no tiene nada que ver conmigo”, y “hago esto por la pureza del arte”) está lo siguiente: “Me gustaría tener más tiempo para escribir.” Tú lo has dicho. Yo lo he dicho. El boludo en Twitter con más seguidores que talento lo ha dicho. Todo el mundo quiere escribir, pero nadie tiene el tiempo. O eso dicen. Yo digo: bosta. John Grisham solía trabajar 15 o 16 horas al día como un abogado, pero se decidió … Continúa leyendo CORTÁ EL ROLLO Y ESCRIBÍ