Teoría de la miel 2: Monos Funky

Por A.H.A. alias Dirty Divine 2. MONOS FUNKY Raro esto de que te lean. Una cosa es escribir cuando no te lee nadie, otra cuando sabes que te lee alguien y otra cuando sabes quiénes son los que te leen. Esto no pasaba en los noventa, a lo sumo mandábamos mails pero no teníamos páginas y menos que menos publicábamos libros o esas cosas. Eso era cosa de gente vieja y enferma, nosotros teníamos que vivir, vivir todo lo posible y tal vez sobrevivir para contarlo en todo caso. Ahora sé que los chicos, algunos, me están leyendo. Ya los estoy … Continúa leyendo Teoría de la miel 2: Monos Funky

Teoría de la miel 1: Norteño Rose Peacock

Por A.H.A. alias Dirty Divine 1. NORTEÑO ROSE PEACOCK A inicios del milenio cuando estudiaba en Buenos Aires trabajé en el “sector servicios” de tipo sexual. O sea prostitución. Mala época y necesidades varias a satisfacer (bueno, todas las épocas son malas y siempre hay necesidades que satisfacer ¿verdad?) Éramos un grupo de varios, diez o doce, de Buenos Aires, un par de colombianos y de otras provincias. A mí me introdujo un compañero porteño del Instituto, Guillermo alias Prince una noche de copas, house music y confesiones: “Probá, total si no te gusta te sales. Siempre hay lugar para alguien … Continúa leyendo Teoría de la miel 1: Norteño Rose Peacock

In Out

Por JAL Conocí un lugar donde hay lockers en la entrada, una pared de cajitas con llave para dejar celulares y demás cosas. Adentro no se permiten fotos, ni llamadas, ni mensajear ni nada. Solo los encargados tienen unos nokia viejos para emergencias, por si acaso. Raro esto de vivir el Ser-Ahí. El puro aquí-y-ahora sin pensar en postear fotos en la redes ni en conectarse con quienes no estén ahí. Un vértigo del presente absoluto, o de estar presente absolutamente, con otros también así de despojados. Adentro, una forma compartida de intemperie. -;- Continúa leyendo In Out

Zona desfavorable

Por Juan Carlos Carabajal   Ya está decidido. La lucha interna llega a su fin. El equipaje mínimo (una valija, una caja con libros, un abrigo, el fardo con las frazadas) reposa mansamente a la entrada de la vivienda. Impaciente, la maestra tira la colilla y con gesto nervioso vuelve a sacar otro cigarillo que enciende con mano temblorosa. “¿Por qué no viene?”-se pregunta en voz baja, aguzando el oído para percibir en la quietud de la mañana algún rumor, algún zumbido de motor. Nada. Sólo la estridente clarinada de los teros en la represa, el mugido de un ternero … Continúa leyendo Zona desfavorable

Los hombros anchos como matrona

Por Jorge Castillo   “Que soledad maestro”, me dijo mientras miraba el partido de fútbol echado en el sillón. Jugaban Banfield y Defensa y Justicia. Cero a cero. Una puta cucaracha nos miró un rato. Mucho no le importamos. Siguió tranquila como si nada. “eh que manera de haber bichos” me dice y mueve la cabeza de un lado a otro. El destino quiso que este viernes los dos estemos encerrados en la casa, mientras la calle brilla con las chicas en short y una banda toca rock en algún lugar. El lugar huele a cloaca. Me pregunto desde cuando … Continúa leyendo Los hombros anchos como matrona